Puebla Participativa Secretaria General de Gobierno

Cultura de la Legalidad PDF Imprimir E-mail
Escrito por Puebla Participativa   
Martes, 27 de Febrero de 2018 02:54

INTRODUCCIÓN
La Cultura de la Legalidad en México
“Nadie debe estar por encima de la Ley”

La importancia sustancial de la realización de Foros sobre la esencia de la Cultura de la Legalidad, hoy tiene un sustento importante en lo que la sociedad piensa, capta o entiende sobre este precepto.

Por ello, se hace cada día más importante el hacer conciencia en todos aquellos que apenas están formando sus valores, y que necesariamente deben entender que hoy mas que en otro tiempo, que la aplicación de una correcta y efectiva Cultura de la Legalidad dentro de un estado de derecho, debe fundamentarse en los valores de una gran sociedad.

Es por ello que la campaña: “Donde Hay un Poblano Hay un Compromiso” tendrá resultados óptimos en la forma en que fortalezcamos el respeto por las leyes, en la  conciencia de todas las personas de la sociedad, de cualquier nivel iniciando por el seno familiar, continuando en las aulas de estudio, hasta llegar a todos y cada uno de los miembros de la sociedad poblana.

Cultura de la Legalidad

La cultura de la legalidad significa que la cultura, ethos y pensamiento dominante en una sociedad que simpatiza con la observancia de la ley. En una sociedad regida por el Estado de derecho, la gente tiene capacidad para participar en la elaboración e implementación de las leyes que rigen a todas las personas e instituciones dentro de esa sociedad, incluyendo al gobierno mismo.

La cultura de la legalidad son valores, normas, percepciones y actitudes que la ciudadanía tiene hacia las leyes y las instituciones; esto implica que la cultura o forma de pensar de la sociedad debe simpatizar  con el Estado de derecho.

El Estado de derecho es la institución más prometedora desarrollada por el hombre para mejorar la calidad de vida en sociedad.

Sin leyes y sin fuerzas de impartición de justicia, la cultura de la legalidad, por sí misma, es incapaz de mantener el estado de derecho. La cultura necesita la ejecución de la ley, pero los ejecutores necesitan la cultura.

El Gobierno del Estado a través del Plan Estatal de Desarrollo en su Cuarto Eje “Tranquilidad para tu Familia”. De acuerdo con la meta nacional que establece contar con un México en paz, se desarrolla una política de seguridad integral en la que se garanticen las condiciones para la tranquilidad individual, familiar y patrimonial. Aquí se considera el respeto al ejercicio de las libertades y derechos de los individuos en el marco de un Estado de derecho que genere un ambiente de certidumbre y confianza.

Finalmente, se establecen esquemas de corresponsabilidad con la ciudadanía para garantizar un entorno seguro con tranquilidad para las familias, en donde se salvaguarde su integridad física y patrimonial.

El fortalecimiento del marco institucional del Estado de derecho y la aplicación de una sólida Cultura de la Legalidad, va a garantizar la convivencia social armónica, bajo la perspectiva de que se necesitan leyes que mejoren la seguridad pública, así como la procuración e impartición de justicia haciendo valer el Estado de derecho.

La mayoría de las personas tienen pocos motivos para involucrarse en la promoción de dicha cultura. Algunos creen que el gobernante o el gobierno son responsables de formular y hacer cumplir las leyes. Otros creen que la sociedad, la comunidad y el sector no gubernamental, no tienen la capacidad para contribuir al Estado de derecho.

La realidad que se vive en la sociedad, es una consecuencia directamente relacionada a un cambio en nuestra escala de valores como sociedad y específicamente hacia la Cultura de la Legalidad.

Si entendemos que como seres humanos y por nuestra propia condición se derivan lo que denominamos conductas (el ser y el deber ser), estas nos llevan inevitablemente al ejercicio de iniciar de lo particular a lo general.

Esto implica que tendremos que empezar por darle la importancia al ser humano desde que aparece en la vida terrenal y de ahí se derivarán todos los elementos necesarios, fundamentalmente hablando de cultura (valores) que conllevarán con mayor seguridad a una convivencia social en la paz

Debemos dirigirnos al origen para ir progresivamente manifestando un cambio generacional y no continuaremos contaminando nuestra única y real esperanza de cambio en nuestra sociedad: los niños y los jóvenes; de no ser así, estamos condenados al exterminio del hombre por el hombre.

La corresponsabilidad entre sociedad y gobierno es esencial para poder disminuir la violencia e inseguridad, para enfrentar la problemática social, política y económica. Debe fomentarse el desarrollo de proyectos integrales que promuevan la práctica de valores morales y sociales, y aseguren una convivencia social sana, dentro de la legalidad.

La legalidad constituye uno de los cimientos más fuertes que no caducan en el tiempo ni en la evolución; sin embargo, conforma y guía el respeto por las leyes de la convivencia entre los individuos que integran una sociedad. Dando como resultado que exista confianza entre la sociedad, y entre la sociedad y el Estado. La consciencia real de todo esto, es la única opción para lograr la paz y la justicia social en nuestro país.

Proyecto: Elaborar un documento con el tema de “Cultura de la Legalidad” en coordinación con las Universidades BUAP, IBERO, Universidad del Valle de Puebla, UPAEP, UDLAP, SEP y SGG.
Realizar foros estudiantiles, con el objetivo de concentrar el sentir de los jóvenes de como aplicar la Cultura de la Legalidad de manera conjunta entre el Gobierno del Estado y la Ciudadanía.
Una vez elaborado el documento, entregarlo al Gobernador del Estado en un evento.
Entregar reconocimientos a las Universidades y Escuelas participantes.

DIRECCIÓN DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA

 

Última actualización el Martes, 27 de Febrero de 2018 05:05
 
Todos los Derechos Reservados ©2012